4 de agosto de 2009

Una novela escrita entre todos


Sí, animate a colaborar en la escritura de una NOVELA. Solo tenés que leer la sinopsis y escribir un pasaje o capítulo. Te espero.

Y prestá atención a la redacción y a lo escrito anteriormente, hay nota extra en esto.
Haz click aquí:
Historias recobradas

4 comentarios:

Anónimo dijo...

andre creo que hice todo mal porque no segui las concignas..! perdon!!
lo unico que puedo decir es que leo historias veridicas eso me gusta mucho y me motiva a buscar informacion extra..!por eso puedo recomendar el diario de "Ana farank" "A Sangre Frìa" y el que me parecio el mejor "LA CASA DE LOS ESPIRITUS" aparte de leerlo busquen la biografia de Isabel(autora) es muy lindo saber por que? escribio ese libro
espero que alguno se enganche besos..! Aldana A.

Andrea Lux dijo...

Una recomendación:

Once Minutos de Coelho:

Trabajo del libro “Once minutos” de
Paulo Coelho.

Lo que recomiendo es Once minutos, una novela muy interesante para un público adolescente y adulto, es realista ya que presenta escenarios, situaciones y personajes que podrían ser de la vida real, fue publicada por una edición especial de la Nación del Grupo editorial Planeta, 2006. Su autor es Paulo Coelho (Río de janeiro, 1947) se inicio en el mundo de las letras como autor teatral. Después de trabajar como letrista para los grandes nombres de la canción popular brasileña, se dedico al periodismo y a escribir guiones para la televisión. Con la publicación de sus primeros libros, El peregrino de Compostela (Diario de un mago) (1987) y El Alquimista (1998),
Paulo Coelho inició un camino lleno de éxitos que lo ha consagrado como uno de los grandes escritores de nuestro tiempo. Publicadas en más de ciento cincuenta países, las obras de Paulo Coelho han sido traducidas a sesenta idiomas y cinco millones de libros vendidos. Además de recibir destacados premios y menciones internacionales, en 1996 en ministro de Cultura francés lo nombro Caballero de las artes y las Letras. En la actualidad es consejero especial de la Unesco para el programa de convergencia espiritual y diálogos interculturales. En 1999 recibió el Premio Crystal Award que concede el Foro Economico Mundial, la prestigiosa distinción Chevalier de l’Orde National de la Légion d’Honneur del gobierno francés y la Medalla de oro de Galicia.
Esta novela trata de la vida de una prostituta que en su adolescencia había sufrido mucho con el amor y estaba un poco decepcionada, buscaba a su amor verdadero. Se encuentra con la posibilidad de viajar a Rio de Janeiro donde conoce a un empresario que le prometía trabajo y dinero en Suiza, Ginebra. Al llegar a ese lugar trabaja de bailarina en un cabaret donde se da cuenta que el dinero prometido ya no es el mismo. Un día al faltar a ese trabajo es despedida. Se encuentra con la necesidad de buscar nuevamente trabajo ya que no tenía suficiente dinero para volver, publicó su numero de teléfono para que la llamasen pero lo hicieron luego de tres meses ofreciéndole un buen dinero por sólo una noche con un hombre. Después de esto se da cuenta que era una manera muy fácil para conseguir dinero y empieza a trabajar en la Rue Berne como prostituta en una de las discotecas mas caras llamada Copacabana, donde descubre que son solo once minutos los que tenia que acostarse con un hombre porque se descontaba el tiempo tardado en llegar al hotel descambiarse, etc.
Comenzó a reunir dinero y a hacer planes de regresar a su casa y poder comprarle una hacienda a sus padres, solo trabajaría un año. En el transcurso de ese tiempo conoce Ralf Hart y vive muchas experiencias que algunas hasta le modifican su forma de pensar y de actuar.
(Laura Pascuale. Tercer año)

Andrea Lux dijo...

Otra:
Mujeres Asesinas (varios autores):

Recomendación:
“Las mujeres asesinas de estos relatos son una herida, nos muestran el abismo doméstico de lo que somos y podemos ser. Sin dejar de ser victimarias, todas ellas son víctimas. Sin dejar de ser culpables, son de algún modo perturbadoramente inocentes.”
Para afianzar el punto de vista de este periodista, Fernández Díaz, sólo basta con leer la historia de Azucena R, quien sufrió una vida trágica: su madre murió cuando ella tenía no mas de diez años, su padre vivía maltratándola, obligando a hacer cosas que no quería, y hasta le decía que era prioridad la limpieza de la casa, antes que su propia educación, además, la obligó a casarse con un hombre 40 años mayor que ella, al que nunca quiso, y sentía un enorme rechazo. Su esposo era excesivamente celoso, sobre todo, porque sabía de la existencia de un ex novio de Azucena, con el que ella había vivido momentos felices, y hasta habían pensado en casarse. Meses después de su boda, Azucena quedó embarazada. Su esposo, Alberto, no podía entender como se había producido ese hecho tan rápido, si él, habiendo estado casado quince años con su anterior mujer, nunca había podido darle un hijo. Entonces, llegó a la conclusión de que Azucena se había casado embarazada de otro hombre. Esto enfureció más a Alberto, y golpeó de tal forma a su esposa, que terminó perdiendo el embarazo. Azucena juró que nunca más iba a sufrir como sufrió con la pérdida de ese hijo, y comenzó a tomar pastillas anticonceptivas, haciéndole creer a Alberto que era estéril. La furia de Azucena crecía cada día más, no podía entender como su padre había sido tan cruel, de darle esa vida, que ella no merecía.
Cuando Azucena cumplió veinticinco años, sus amigas le prepararon una fiesta. Ella, para no decirle la verdad a su marido, le dijo que se reuniría con sus amigas, como tantas veces lo habían hecho. Volvió a su casa, a las ocho de la noche, con globos, torta y regalos. Su marido, recordó que Azucena le había dicho que no festejaban nada en especial. Al darse cuenta de la mentira de su esposa, la empujó brutalmente, hasta que cayó al piso, y golpeó su cabeza contra un mueble, después Alberto comenzó a darle patadas. Ella recordó que días antes había visto una llave inglesa sobre una caja; recobró fuerzas, y cuando se levantó, golpeó a su marido en la cabeza con la llave.
Después de haber matado a Alberto, sintió que había sido injusta con ella misma, no podía dejar a su padre vivo.
Al día siguiente, fue a la casa de su padre, con la excusa de que iba a festejar su cumpleaños, que había sido el día anterior, y le hizo una limpieza general a la casa. Luego le dijo que le cocinaría algo: buscó un veneno para ratas, y se lo mezcló entre la tortilla de acelga que le había preparado. Pocos minutos después, su padre estaba agonizando.
Azucena vivió en la calle por una semana hasta que fue a una comisaría donde declaró todo.
Fue declarada culpable por el asesinato de su marido y su padre. La condenaron a once años de prisión. Salió en libertad en 1975.
Vivió en la calle durante dos años, hasta que fue internada en un institulo neuropsiquiátrico.

La historia de Azucena, es una de las catorce que integran esta tercera edición de la serie de Mujeres Asesinas, que luego fue llevada a la televisión.
No me parece que es un libro para recomendar, por su temática; tiene partes que son muy violentas y hasta causa un escalofrío leerlas. Pero para las personas que les gusta leer este tipo de novelas, fuertes y sanguinarias, es especial este libro, porque es una mezcla de suspenso, terror y fantasía, aunque todos los casos están basados en la vida real.
A mí, personalmente, me gustó por el hecho de que es un libro diferente, y me atraparon muchos las historias, ya que no cansa leerlas.

Andrea Lux dijo...

El comentario de Mujeres asesinas es de Celina Lanza (tercer año)