11 de mayo de 2008

La Biblioteca de Babel guarda Libros de arena


En esta entrada te dejo un vínculo a un artículo interesante que juega con los títulos y el contenido de dos famosos cuentos de Jorge Luis Borges.
Leer también LA BIBLIOTECA DE BABEL en Página/12.

2 comentarios:

El Ciclo dijo...

Trabajo de producción escrita

En esta síntesis voy a explicar tres textos los cuales se encuentran en el blog de lengua y literatura http://leaporfavor.blogspot.com.

Estos tres textos contextualizan diferentes conceptos, “¿Un best-seller es buena literatura?” al leer esto rápidamente contestamos que si, pero ese texto nos demuestra lo contrario, ya que cuando sale un libro a la venta, junto con el marketing, el autor puede tener mucho éxito, y vender miles de copias, pero no obstante este puede ser una buena literatura. Da el ejemplo de Carlos Ruiz Zafon, quien se atrevió a escribir una novela llamada “La sombra del viento” que durante un año vendió apenas tres mil ejemplares, pero que luego los lectores fueron recomendando hasta transformarla en un increíble fenómeno del boca a boca. Ruiz Zafón vendió así diez millones de libros sin marketing.
Entonces nos podemos dar cuenta de que no es necesario darle fama a un libro ya que este puede no sea una buena literatura.

Eso lo podemos asimilar con el texto “Libros que iluminan y otros que no habría que leer” que nos cuenta que en una feria del libro podemos encontrar libros maravillosos los cuales son de buena literatura y otros que solo fueron escritos para vender, obtener dinero gracias al marketing, dice que le preguntan a Horacio Garcia cuatro recomendaciones de libros, pero Marcelo A Moreno, autor de este, agrega tres mas los cuales son dictados por el gusto y no por el saber, por ejemplo "La cartuja de Parma", de Stendhal; "Amapola y memoria", de Paul Celan, y entre lo argentino y último, "Peripecias del no", de Luis Chitarroni.

Al leer el libro de arena y la biblioteca de Babel pensamos en Internet, las redes, etcétera, el texto “La biblioteca de Babel guarda libros de arena” nos demuestra que las bibliotecas del mundo cada vez son mas grandes, e incrementan al crecimiento de la lectura, y reúnen todo el conocimiento generado por la Humanidad.

En conclusión podemos interpretar que a pesar de que cada uno califique si un texto es de buena literatura o no, debemos saber si un texto nos lo quieren vender por ganar dinero, con un marketing convencedor, o para darnos la libertad de leer un buen libro con el cual podemos disfrutar realmente la lectura.
(Paola B.)

Anónimo dijo...

Análisis de la concepción de literatura en dos textos de Jorge Luis Borges.

Los textos que van a ser analizados son: “El libro de arena”, cuento del libro homónimo, y “La biblioteca de Babel” perteneciente a Ficciones. Los relacionaremos desde un punto de vista literario; ¿qué función se le atribuye a la literatura en esos cuentos? ¿cuál serían sus características específicas? ¿y las de su consumo? ¿qué límites, alcances e interrelaciones se le atribuyen?

Biografía:
Comencemos por conocer un poco de la historia del maestro en cuestión:
Jorge Luis Borges (1899-1986), escritor argentino cuyos desafiantes poemas y cuentos vanguardistas lo consagraron como una de las figuras prominentes de las literaturas latinoamericana y universal. Nació el 24 de agosto de 1899 en Buenos Aires. Hijo de un profesor, fue educado en casa, junto a su hermana Nora, por una institutriz inglesa; no fue al colegio hasta 1909.
Sus obras más conocidas son: “Las ruinas circulares”, “Hombre de la esquina rosada”, “Pierre Menard, autor de Quijote”, “La biblioteca de Babel”, “El libro de arena”, etc. A lo largo de toda su producción, Borges creó un mundo fantástico, metafísico y totalmente subjetivo. Su obra, exigente con el lector y de no fácil comprensión, debido a la simbología personal del autor, ha despertado la admiración de numerosos escritores y críticos literarios de todo el mundo. Describiendo su producción literaria, el propio autor escribió: “No soy ni un pensador ni un moralista, sino sencillamente un hombre de letras que refleja en sus escritos su propia confusión y el respetado sistema de confusiones que llamamos filosofía, en forma de literatura”.

Análisis:
En el caso de “La biblioteca de Babel” comienza describiéndonos una biblioteca que, al comienzo, nos parece que es elegida al azar pero a medida que avanzamos en el relato nos podemos dar cuenta que está haciendo alusión a “La Biblioteca”; ese lugar donde se encuentran cada uno de las historias que los escritores escriben para nosotros, los lectores. La describe como un universo aparte y afirma que es interminable. Con respecto a la literatura nos dice que los libros, por diversos que sean, constan de elementos iguales pero, a la vez, no hay dos libros idénticos en toda la biblioteca. En esta última aparece todo lo que es posible expresar en todos los idiomas. Nos habla de que la literatura es la solución a cualquier problema personal o mundial que pueda existir. El universo justificado. En literatura, aunque haya proposiciones incoherentes a nuestro parecer, éstas son capaces de tener una justificación perfecta, un terrible sentido.

Por otro lado, pero no por eso distinto, en “El libro de arena” Borges también nos deja el mensaje de una literatura infinita “…Me dijo que su libro se llamaba el Libro de Arena, porque ni el libro ni la arena tienen principio ni fin…” ó “…El número de páginas de este libro es exactamente infinito. Ninguna es la primera; ninguna, la última…”. A mi parecer, en esta historia, llama a la literatura libro y a los libros páginas. Además nos muestra que la literatura puede ser tan interesante, atrapante y conmovedora que dejamos todo lo demás atrás, somos prisioneros y aficionados a ella. No piensa a la literatura como realidad sino como un elemento que la infama y la corrompe.


Al leer los dos cuentos hay una clara concepción de que Borges sostiene que la literatura es infinita (sin principio ni fin), que es algo mágico que hay que aprovecharlo, que en esas líneas se encuentra todo lo que queremos saber, la solución a todos nuestros conflictos. Una biblioteca es un universo extra donde, si sabemos cómo entrar y hacia dónde apuntar en nuestras lecturas, nunca jamás vamos a querer salir; a tal punto que imaginamos que ésta no tiene fin porque es así como queremos que, en realidad, sea.
Borges no respalda la idea de que la literatura es toda realidad que sea contada con cierto detenimiento; utilizando una serie de estrategias discursivas o recursos (figuras retóricas, selección de un cierto vocabulario, estilo, etc.) con un fin estético sino quiere resaltar que es la realidad trastocada, alterada. “…Sentí que era un objeto de pesadilla, una cosa obscena que infamaba y corrompía la realidad…”. Vale recalcar que Jorge Luis Borges siempre tuvo un marcado interés por la literatura fantástica. Pero denominando fantástica, a una rama de ésta, nos deja bien en claro que acepta la otra concepción, que es la realista.

Rosario M.